Instagram trabaja en una herramienta que difumina las imágenes de potenciales desnudos que se detecte en los chats. Funcionaría solo en el caso de que el usuario decida activarla desde el apartado de ajustes de la aplicación.

Las pruebas de la nueva característica fueron descubiertas por el desarrollador Alessandro Paluzzi, quien compartió una imagen de la nueva herramienta en su cuenta Twitter. Según la captura de pantalla compartida, además de cubrir el desnudo enviado, la función tiene procesamiento local, es decir, en el propio dispositivo, sin involucrar a los servidores de Instagram.

Además, para ayudar a los usuarios que ya recibieron con contenido sensible, la aplicación también brindará algunos consejos de protección útiles en estas situaciones. De esta forma, la compañía tecnológica busca abordar de manera integral estas delicadas situaciones.

¿Cómo funciona la nueva herramienta?

Instagram señaló que se trata de una tecnología que funciona en el propio dispositivo, en lugar de un procesamiento en servidores externos. También aclaró que la compañía no puede acceder a las fotos censuradas.

Por otra parte, desde la tecnológica aclararon que la nueva función solo se pondrá en marcha cuando el usuario decida activarla. Para hacerlo deberá seleccionarlo desde el apartado de ajustes. Una vez hecho eso, cuando sea detectada una foto en el chat que pueda contener un desnudo, esta será difuminada. Además en adelante el usuario tendrá la posibilidad de decidir si quiere ver o no el contenido.

Más controles de Instagram: “Centro de Familias”

Otra de las novedades que presentó la aplicación, es su nuevo recurso “Centro para Familias”. Este tiene como objetivo “apoyar positivamente la experiencia de los adolescentes en redes”. Permitirá a los padres supervisar la actividad de los hijos dentro de la aplicación, en un contexto donde el ciberbullying está en escala entre los más chicos.

El ciberacoso está presenta en la interacción de los usuarios entre sí, y sobre todo en los adolescentes. Incluso este tipo de comportamiento en redes como Instagram o TikTok pueden desembocar en un posterior acoso escolar. Es por eso que la tecnológica desarrolló un Centro Familiar para que los padres puedan ver qué es lo que hacen sus hijos, con el objetivo de garantizar una experiencia mucho más segura dentro de la aplicación.